La clave para hacer el amor sin cansarte reside en ejercitar al cuerpo; de esta manera tendrá más energía, más resistencia y más flexibilidad. Así podrás disfrutar de mucho más tiempo de intimidad con tu pareja, y además, mejorarás tu salud en general.

Los siguientes ejercicios son excelentes para hacer el amor sin cansarte, pero también para bajar de peso, aumentar la capacidad pulmonar y cardiovascular, tener más resistencia cuando subes una escalera o debes hacer algún esfuerzo físico.

1. Estiramiento

Comenzamos con algo ‘básico’ para entrar en calor y darle flexibilidad a los músculos. ¿Cuántas veces os ha pasado que quieren probar alguna postura nueva en la cama y no la pueden lograr porque las piernas o brazos están ‘estáticos’?

Para evitarlo, es fundamental la elongación. Puedes hacerla todas las mañanas al levantarte. Son solo cinco minutos y los efectos se notan desde la primera semana.

Sentado estira bien los brazos, lleva el torso hacia el lateral derecho y luego al izquierdo. Luego ponte de pie y sin flexionar las piernas baja la espalda lo máximo que puedas; la idea es tocar los dedos de los pies con las manos. Todos los días intenta estirarte un poco más.

2. Andar en bicicleta

Este ejercicio nos aporta resistencia respiratoria y, por ende, sirve para hacer el amor sin cansarte. Puedes empezar con algunas vueltas a la manzana o con bicicleta fija en el gimnasio o en casa. Luego, te recomendamos que dificultes un poco más la rutina: haz spinning o transita caminos en pendiente.

3. Flexiones de brazos

Para ciertas posturas en la cama es fundamental tener fuerza en los brazos; por eso, las flexiones son necesarias en tu rutina de entrenamiento. Puedes comenzar haciéndolas de pie: colócate al lado de una pared y apoya las manos. Flexiona y estira los brazos acompañando el movimiento con el cuerpo.

Una vez que tengas dominada la técnica, anímate a hacer las flexiones en el piso. Puedes hacerlas apoyando las rodillas primero y luego las puntas de los pies.

4. Saltar a la cuerda

Se trata de uno de los mejores ejercicios para aumentar tu resistencia física y no cansarte durante el sexo. Lo mejor de todo es que no necesitas ir a un gimnasio para saltar a la cuerda y puedes usar algo que tengas en casa para entrenar.

Salta a la cuerda cinco minutos por día de lunes a viernes y notarás resultados inmediatos. Sudarás, tu corazón latirá a mil por hora y sentirás que no puedes respirar de lo agitado que estás. Pero con el paso de las semanas podrás duplicar el tiempo de ejecución sin sentirte tan cansado. ¡Y mientras tanto estarás quemando grasas!

5. Abdominales

La próxima vez que tu entrenador te indique que debes hacer abdominales, piensa en los beneficios que tienen más allá del objetivo casi utópico de marcar el vientre: podrás hacer el amor sin cansarte.

Si tu abdomen está fuerte y trabajado resistirás mejor ciertas posturas sexuales y las disfrutarás como nadie. Además es otro ejercicio que se puede hacer en casa o donde quieras sin problemas.

6. Sentadillas

Es otro de los ejercicios típicos del gimnasio y que, aunque no lo creas, tiene sus beneficios en lo que al sexo se refiere. Como ya hemos dicho antes, es fundamental que las piernas estén trabajadas y fuertes para disfrutar de mayor resistencia.

Las sentadillas básicas se realizan de pie, con las piernas separadas a un ancho de caderas y la espalda siempre recta. Flexiona las rodillas mientras desciendes despacio el torso. Mantén unos segundos y regresa a la posición inicial.

Por supuesto que después puedes hacer más difícil el ejercicio, por ejemplo, sosteniendo una pesa con las manos por delante del cuerpo, dando saltos al elevar el cuerpo o manteniendo la posición con las piernas flexionadas durante un minuto.

7. Ejercicios de cardio

Cualquier rutina que elijas dentro de los llamados ‘ejercicios de cardio’ tiene muchas ventajas, entre ellas hacer el amor sin cansarte. Además podrás bajar de peso, tonificar músculos, mejorar el sistema cardiorespiratorio, eliminar toxinas y reducir el estrés. ¡Sí que merece la pena realizarlos!

Algunas opciones pueden ser spinning, boxeo, zumba o aeróbica. Y, por supuesto, siempre tienes a disposición las conocidas máquinas del gimnasio (cinta, bicicleta fija, elíptico) para hacer un poco de cardio cada día.

https://mejorconsalud.com