El popular DJ Avicii tenía una vida de estadios repletos y conciertos que lo llevaban a distintas pistas del mundo con sus pegadizos éxitos. Pero detrás de la música y los hits, el sueco que falleció a los 28 años luchaba constantemente con la fama y con problemas de salud.

Dos años antes de su muerte, Tom Bergling -ese era su nombre real- sorprendió a propios y extraños cuando anunció la decisión de tomarse un descanso de las giras.

En mensajes publicados en redes sociales, Avicii dijo que el estrés, la ansiedad y la enfermedad habían sido factores en su decisión.

Sus más de 800 conciertos le habían pasado la factura, sumando a su ansiedad y sumergiéndolo en una vida de fiestas. Además tuvo varios sustos respecto a su salud, como una pancreatitis aguda, de la que responsabilizó al exceso en las bebidas.

“Sí, bebía demasiado, iba demasiado a fiestas en general”, dijo. “Luego tuve un ataque de pancreatitis (a los 21 años), lo cual es muy raro. Así que eso me forzó a hacer un giro de 180 grados y dejar de beber”.

En agosto de 2016, le dijo adiós a sus seguidores en lo que él mismo describió como su último concierto en vivo. La decisión de retirarse de las giras fue difícil, reconoció, pero Avicii necesitaba hacerse a un lado y buscar otros intereses.

Después de dejar las giras, sus seguidores le dejaron mensajes de apoyo en Facebook y les respondió que continuaría haciendo música, pero en el estudio.

En agosto de 2017, un año después de su último concierto, anunció el lanzamiento de un nuevo disco.

“Estoy realmente emocionado de estar de vuelta otra vez con nueva música, ha pasado mucho tiempo desde que saqué algo”, publicó en redes sociales.

El DJ había sido abierto respecto a sus problemas. Un documental sobre su vida: “Avicii: True Stories”, destacó algunos de sus problemas con la fama después de su éxito con la canción “Levels”, seguida dos años después por el éxito “Wake Me Up”.

“El año 2015 debía haber sido un pico para el productor, pero tras bambalinas fue demasiado. El estrés, la ansiedad y la enfermedad lo estaban devorando”, dice una sinopsis del documental publicada en su sitio de internet.

El director Levan Tsikurishvili describió el documental como una “fábula que explora la naturaleza agotadora y la intensidad de la fama” desde la perspectiva del artista.

“Todos conocen a Avicii, pero muy pocas personas conocen a Tim”, dijo Tsikurishvili. “Creo que este documental muestra de verdad la lucha de Tim y su fuerte personalidad. Ser una superestrella mundial no es tan fácil como parece en Instagram”.