David Guetta es el pinchadiscos que más ha contribuido a popularizar la música electrónica, un arduo camino que comenzó en los clubes parisinos durante los 90, cuando la música “house” era desconocida en Francia

El principal embajador de la música electrónica en el planeta, autor de “This One’s For You”, “Love Is Gone” y “When love takes over”, fue un pionero en la introducción de la música electrónica en su país

Guetta, que ha alternado su faceta de DJ con la de productor musical, dio sus primeros pasos profesionales a los 17 años, en Le Broad, un local de referencia de la movida parisina de los años 80 destinado principalmente a un público homosexual.

Desde esta sala en el corazón de París, empezó pinchando canciones del universo del pop y rock hasta que en 1987 escuchó en la radio francesa a Farley “Jackmaster” Funk, considerado por muchos un padre del “house” -una vertiente “light” de la música disco nacida en los años 80 en Estados Unidos-.

A partir de entonces, el joven de pelo largo y rubio y sonrisa perenne -confeso admirador del “Thriller” de Michael Jackson- se decidió a mezclar la cadenciosa música negra estadounidense con sonidos y ritmos electrónicos a través de un sintetizador.

En 1994, cuando se casó con su primera mujer, Cathy Guetta, dio otro empujón más a su carrera, al asumir la dirección artística de la mítica sala de conciertos parisina Bataclán, la misma que hace dos años fue escenario de un terrible atentado yihadista que dejó 89 muertos.

A mediados de los 90, inició sus sesiones en Berlín, entonces una de las capitales de la música electrónica en Europa, y en Ibiza, otra parada indispensable para los amantes del “techno”.

Paralelamente, y en colaboración con su mujer, Guetta promovió veladas en varios locales parisinos en los que desfilaron la “crème de la crème” del momento con presencias asiduas de estrellas de cine, modelos, futbolistas o modistos.

El pinchadiscos francés, para quien la clave de su popularidad está en “mezclar la fuerza del sonido electrónico con la emoción de la melodía pop cantada”, sacó su primer álbum en 2002, “Just a Little More Love”, al que siguieron otros cinco, el último “Listen”, en 2014.

“Es increíble ver en lo que la cultura DJ se ha convertido. Cuando comencé, no era nada”, evocó el artista, quien cobra unos 250.000 euros por sesión, ha vendido más 10 millones de discos y cuenta con al menos 53 millones de seguidores en las redes sociales.

La notoriedad de Guetta es tal que ha llegado a acudir a recepciones en el palacio del Elíseo, sede de la presidencia de Francia. En febrero de 2014, asistió a una velada organizada por la histórica visita del mandatario cubano Raúl Castro.

Aquella cena hizo además las delicias de la prensa rosa. En ella, oficializó su nueva relación con la joven modelo Jessica Ledon, con la que se comprometió después de haberse separado de Cathy Guetta, la madre de su hijo Tim Elvis, nacido en 2004, y su hija Alizée (2007).

“Soy como un monje ‘Jedi’. No tomo alcohol, ni fumo, ni me drogo. Hago deporte y sigo un régimen. El único problema es el sueño. Estoy siempre de un lado para otro”, reconoció Guetta.

Fuente: Infobae / Efe