Cansado de ir y venir sin respuestas, el intendente Martín Aveiro tomó la determinación de reclamarle a Vialidad Nacional por las Redes Sociales, algo que se ha vuelto habitual en nuestro país.  Lo hizo de una manera particular, apelando a la ironía, entendiendo que ya no encuentra manera de dirigirse al organismo.

La calle San Martín se ha vuelto intransitable. Los cruces de calles Dalmau, República de Siria, Pueyrredón, República del Libano y Sarmiento son un martirio para los transeúntes que pasan a los saltos y cabezazos cada vez que el semáforo se pone en verde.

Esto se debe al hundimiento de la calzada que se ha visto provocada por el transporte de carga pesada que sigue movilizándose con total normalidad por el centro de Tunuyán. Este es el segundo reclamo de relevancia al que Vialidad hace oídos sordos, según señala el intendente Aveiro en su tweet.

Sin título

 

Como bien señala el jefe comunal, la responsabilidad compete a Vialidad Nacional porque se trata nada más y nada menos que de la Ruta Nacional 40, aunque en Tunuyán sea la calle San Martín.