Con un teatro griego colmado de espectadores fue coronada como reina nacional de la Vendimia, Julieta Lagos, quien representaba a Rivadavia; mientras que virreina fue Maria José Di Marco, de Tupungato.

De los 320 votos, de los intendentes, público, Corenave y Covinave (Comisión de Reinas y Vireinas Nacionales, respectivamente), le correspondieron a Julieta 74, mientras que la virreina consiguió 28 votos.

Julieta tiene 21 años y cursa la carrera de kineseología. Hace seis años que juega al vóley, pero ha practicado hockey, patinaje artístico y gimnasia aeróbica, entre otras disciplinas.

Maria José tiene 22 años y es la primera reina departamental que es madre. Vive con Emiliano, el padre de su pequeña hija Emma.