Miedo 1: No estoy lista

Desgraciadamente, muchas mujeres piensan que para encontrar a una persona que las ame de verdad, tienen que cumplir con ciertos requisitos: “Tengo que perder peso”, “Necesito ser más extrovertida”, “Debería ser más culta”, “Requiero tener un trabajo estable”, “Tengo que ser mejor en la cama”.

Cuando pones estos aspectos como prioridad dejando de lado tus sentimientos, lo que realmente te estás diciendo ti misma es: “Yo no soy lo suficientemente buena para esa persona si no cambio algunas de mis actitudes”.

El gran temor a ser rechazada te hace pensar que algo te hace falta algo para estar completa y ser más competente. Recuerda que cuando entras en una relación no tienes que ser “mejor” para ser aceptada, si le interesas verdaderamente a alguien, te va a querer tal y como eres. Así que no trates de fingir que eres otra persona.

Miedo 2: No cumple todas mis exppectativas

Algo que tienes que tener presente es que nunca vas a encontrar al príncipe azul de las películas. Todas las personas tenemos defectos y más que idealizar a ese hombre con las cualidades perfectas, mejor trabaja con tu tolerancia y abre tu mente.

Se puede amar a una persona aunque tenga algún par de ideas distintas a las tuyas. Eso, más que conflictuarse, debería ser una oportunidad para aprender desde un punto de vista distinto. Eso es una de las cosas más enriquecedoras de una relación: que se complementen y cultiven mutuamente a pesar de sus diferencias.

Miedo 3: Soy muy vieja

Seguramente, has dicho o escuchado frases como: “Ya todas mis amigas están casadas y yo ni novio tengo”, “A mí se me pasó el tren” , “A los hombres les gustan jóvenes”, “A mi edad ya ni debería pensar en esas cosas”, “A estas alturas, ya he perdido todas las esperanzas”.

Esta es uno de las principales causas por las cuales muchas mujeres se rinden ante la posibilidad de encontrar a una pareja estable. Hay quienes creen que la edad determina el éxito en las relaciones amorosas pero la realidad es que eso no es así.

No existe una edad “ideal” para conocer a la persona indicada. Hay quienes encuentran el amor a temprana edad pero eso no significa que sea el caso de todas las personas. Todas tenemos experiencias de vida distintas y es importante que veas las cosas positivamente, pues los lamentos solo te hundirán más.